Representaci�n geogr�fica: la Ley de la Carta

| Rafael Estrella

foto-aerea.jpg

Deformación académica, una de las primeras cosas que hicimos tras llegar a la Argentina fue buscar un buen y reciente manual de geografía del país. Aunque es probable que exista algo más, sólo encontramos  una edición muy actualizada de la Geografía Humana y Económica de Carlevari, que se editó por primera vez en 1963. Lo mejor que he visto, los magní­ficos libros publicados en los años cuarenta por Josefina Passadori.

En una librería, el empleado fue rotundo: «no los van a encontrar», y añadió crípticamente, «es por la ley del plano». Semanas después la responsable de libros educativos de una editorial me explicaba que la representación cartográfica de Argentina requiere un engorroso procedimiento de permisos que debe emitir el Instituto Geográfico Militar, lo que, según ella, supone un obstáculo que disuade a la mayoría de los editores.

Queriendo saber más sobre el tema, he averigado que, en realidad, la norma se llama Ley de la Carta, sancionada en 1983 bajo gobierno militar, que viene a reproducir, con algunas variantes la primera Ley, de 1941. Su artículo 18 es taxativo y no admite excepciones:

ley_carta.jpg

La representación cartográfica -y su monopolio por parte de los Estados- es un factor esencial en la historia de nuestras sociedades, tanto en las relaciones con otros Estados como hacia sus propios ciudadanos. David ha explicado muy bien el papel de los mapas en la formación de los imaginarios nacionales. La cartografía oficial sigue siendo fuente de tensiones y conflictos entre los estados.  En España, la cartografía está regulada por la Ley de Ordenación de la Cartografía, que sustituyó en 1986 a la Ley franquista de 1944. La Ley actual distingue claramente la cartografía que posee carácter oficial de la que no lo tiene. La autoridad de la que depende la oficial es el Instituto Geográfico Nacional, dependiente del Ministerio de Fomento. Todo mapa que no vaya avalado por el Instituto carece de valor oficial. En algunos países, para preservar los intereses y la soberanía nacional, se inserta un disclaimer en el que se declara que los mapas, cartas geográficas y documentos no compremeten al Estado nacional en materia de límites y fronteras.  Sobre la historia de la cartografía argentina, recomiendo un muy interesante artículo de la profesora Carla Lois, quien explica certeramente el importante papel de la cartografía en la fijación de percepciones que conforman y preservan la cohesión nacional. 

esvastica.jpgEs evidente que hoy el monopolio estatal de la información cartográfica se ve superado por la revolución que han traído las tecnologías de la información y la comunicación, que han puesto la información geográfica al alcance de cualquier ciudadano. Todavía recuerdo que, en la facultad, cuando aprendíamos a ver fotografía aérea con un estereoscopio, algunas hojas presentaban un tosco agujero que, todos lo sabíamos, ocultaban burdamente a nuestros ojos una instalación militar. En la actualidad, Google Earth y Google Maps permiten, por ejempo, localizar y ver desde el aire la ESMA (lat=-34.5383088878 S, lon=-58.4634951994 W) o descubrir que un cuartel de la marina de EEUU tiene forma de esvástica.

He comentado el tema con algunos legisladores argentinos -en general lo desconocían-.  Creo que hay razones para pensar que no tardará en abordarse una revisión y puesta al día de la Ley de la Carta de 1983. 

One Response to Representaci�n geogr�fica: la Ley de la Carta

  1. miguelnunezrios says:

    El otro día acompaño al Presidente de la Xunta de Galicia en la inauguración de una oficina de 3 plantas de la Xunta en Buenos Aires, mi pregunta es, ¿podría hacer alguna reflexión sobre el papel de las Comunidades Autonomas en la representacion exterior de España?