Transparencia: primeras reflexiones

| Rafael Estrella

congreso5 La decisión de hacer públicos mis ingresos ha tenido un efecto que ha superado con creces mis espectativas. Una iniciativa que era, ante todo, un acto de transparencia, que se ha difundido, básicamente, a través de Internet, sin buscar proyección mediática, ha generado un importante interés: las 5.300 visitas del primer día, las referencias en otros blogs y 140 comentarios así lo reflejan.

Esos comentarios reflejan la pluralidad, las situaciones personales, el grado de escepticismo y, a veces, de hostilidad hacia el papel del Parlamento, hostilidad que, en algunos casos, es de carácter político-ideológico. También contienen una enseñanza, que acepto humildemente: muchas personas, desde las dificultades económicas que viven, comparan su propia situación con la de sus representantes y son, por tanto críticas. Es el reflejo de las dificultades que viven muchas familias en nuestra sociedad para llegar a fin de mes, un recordatorio que agradezco.

Me parece importante que, más allá de las ideologías, una inmensa mayoría quiere una democracia parlamentaria más fuerte, más sana y, por supuesto, más transparente, por lo que valoran muy positivamente mi decisión. Ese, la transparencia, era el objetivo de mi iniciativa; en la medida en que creo haberlo conseguido, me doy por satisfecho. La información que he hecho pública, con las necesarias actualizaciones, figurará de modo permanente, dentro de mi biografía, en un enlace de la barra lateral de este blog.

Algunas personas me piden información sobre mi profesión. Soy Profesor Asociado de Universidad; en buena lógica, de no haber optado por la actividad política, sería ahora Profesor Titular (al igual que mi mujer), con una capacidad adquisitiva final equivalente a la que tengo como Diputado.

El patrimonio que tengo es, por tanto, el resultado del ahorro de dos personas, a lo largo de treinta años, en ese nivel profesional. Creo, honestamente, que se sitúa en la media de lo que puede tener una pareja de profesores de universidad. Si ese patrimonio, incluído lo recibido de mis padres, es poco o mucho, será siempre opinable, pero el que tengo es el que he declarado: no hay cajas “B”, ni ingresos indirectos u ocultos ni nada parecido, como sugiere algún comentario. No lo hay en mi caso, y no lo hay en el de la inmensa mayoría de los parlamentarios españoles. Por cierto, olvidé un dato importante: mi casa es más del banco que mía hasta que termine de pagar la hipoteca.

Basta leer lo escrito para ver que yo no he planteado ni pedido una subida de sueldo, algo que, estoy convencido, no se abordará en esta Legislatura. Me he limitado a hacer público y transparente lo que gano y a dar algunos elementos de referencia para situar esa información en su contexto. Lo que sí vengo pidiendo con toda mi fuerza es una mejora en los medios -expertos asesores, etc- al servicio del trabajo parlamentario. La situación actual es decimonónica -no del siglo XX- y favorece un Parlamento débil. Me sorprende que nadie se haya hecho eco de mis reiterados comentarios al respecto, porque creo que eso, mucho más que el sueldo, es la asignatura pendiente del Parlamento español y un requisito imprescindible para reforzar la calidad democrática.

Pese a todo ello, a algunos le parece inadecuada la comparación que hacía con otros parlamentos nacionales de la Unión Europea o la referencia a la pérdida de capacidad adquisitiva. No voy a discutirlo, pero son datos objetivos. Sigo pensando que el sueldo de un profesor de instituto, un profesional liberal o un trabajador del en España se debe comparar con la misma función -corregida con el nivel de renta y coste de la vida- en países de nuestro entorno. Los datos que aportaba (por ejemplo, el que países con menor nivel de renta como Portugal o Grecia superan a España en el sueldo de sus diputados) son, insisto, objetivos.

Gracias a todos los que han visitado, hecho comentarios o citado la información en sus blogs. He publicado todos los comentarios con la única excepción de uno que era, sencillamente, vomitivo, y que no merecía estar con otros que críticos, duros o de apoyo y simpatía, cuentan con todo mi respeto. Gracias, por tanto, a la inmensa mayoría, para los que iniciativas de este tipo contribuyen a que tengamos una democracia parlamentaria más fuerte y saludable.

Hoy, el Congreso ha hecho públicos los sueldos y complementos que perciben los diputados.

13 Responses to Transparencia: primeras reflexiones

  1. Carlos dice:

    Ahora, ya sin tanto ruido, mis felicitaciones, Rafa. Tu gesto, como el de todos los que se atreven a dar el primer paso en algo bueno, me ha parecido muy valiente. Con respecto a lo de los asesores o los secretarios, yo te sugiero que reviséis la política de becas del Congreso. En lugar de las inexplicables becas a estudiantes de periodismo, yo os sugiero que bequéis a estudiantes universitarios en general para formar vuestros “mini-gabinetes”, tal y como ocurre en otros países.

    El otro día comentaba con mi amigo Mokhtar Atitar de la Fuente, que es más fácil para un estudiante de políticas acabar de asistente de un diputado británico, que hacer cualquier tipo de prácticas en cualquier parlamento español; desde una cámara autonómica al Congreso o el Senado.

    Si no, mira el ejemplo de nuestro amigo Dennis McShane, que ha tenido a más de un español a su cargo en la Cámara de los Comunes.

  2. MiguelNR dice:

    Estimado Don Rafael:

    Si se hacen públicas estas cosas, y se pide transparencia es, precisamente, para que se puedan realizar críticas cuando la sociedad así lo considere oportuno. Uno tiene que estar preparado a recibir críticas cuando es transparente, dado que sería una contradicción ser transparente exigiendo como condición previa que todo el mundo valla a estar de acuerdo con lo que vea, una vez uno ha abierto la puerta.

    Por lo tanto, su iniciativa para ser transparente, independientemente de si lo que cobra usted y su nivel de vida parece mejor o peor, es, por si sola, excelente, y siempre defendible. Lo que ha hecho usted al ser más transparente es, simplemente, impecable, y es un ejemplo a seguir.

    Estoy de acuerdo en que, la llamada “convergencia con Europa”, debe darse, pero seguro que estamos de acuerdo en que, no se puede poner el carro antes que las vacas; si el salario de nuestro representantes se actualiza en proporción al salario medio de la nación, me parece correcto, si se hace converger el salario de nuestros representantes, olvidándose del resto del país, ya no me parece correcto.

    Hace mucho tiempo que el nivel salarial en este país está desacompasado con el coste de la vida, el proceso de cambio al Euro fué un auténtico desastre (creo recordar que solo la Generalitat de Cataluña puso un grupo de inspectores en la calle para supervisar los cambios de precios), somos el país con mayor porcentaje de contratos precarios, tenemos un nivel de inflación alto, el crecimiento del sector hostelero y del turismo crea empleos de temporada mientras que la industria clásica de desmantela y con ella el trabajo asalariado, en este país no hay suficientes Inspectores de trabajo, hay muchas personas trabajando sin contrato, cosa que es un delito y en demasiadas empresas se han acostumbrado a dar de baja y de alta en la S.S. constantemente a los trabajadores para no tener que hacerlos fijos.

    Las cosas, todavía, no están bien.

    En cuanto a la falta de medios y recursos en su actividad parlamentaria, le pido mil disculpas, por mi parte, por no haberlo abordado, y debo decir que estoy completamente de acuerdo con usted.

    Seguramente nadie lo ha comentado porque estamos todos de acuerdo, y las evidencias ya ni se comentan, aunque seguramente eso ha provocado que usted se sienta solo en su reivindicación.

  3. Juncal dice:

    y tiene usted toda la razón, es normal que alguien que ejerce una labor como la suya cobre una remuneración importante (una vez discuti con mis amigos la idea de que si los politicos estuviesen mejor pagados eso atraeria a esa profesión a los mejores, que sacan más por la via privada) claro que hay que compararlo a nivel europeo, usted deberia cobrar igual que diputados de otros paises como yo… deberia cobrar lo mismo que trabajadores de mi nivel en otros lugares, no es darle a usted para quitarme yo… es aumentar todos…

    lo demás es demagogia, como cuando salia en “La razon” que el despacho de la ministra de exteriores tenía 80 metros cuadrados y lo comparaban con la vivienda propuesta de 30 metros… pero bueno, que quieren ¿que se reciba a las autoridades internacionales en una pecera?

    fdo

    Juncal

    (una lectora cansada de que la politica sea como el futbol, si votas uno, odias al otro… diga lo que diga )

  4. Antonio Jesús dice:

    Querido copñero y paisano.

    Me parece muy loable el ejercico de transparencia que desde hace algunas semanas vienen poniendo en marcha todos los representantes socialistas de los ciudadanos ya sea en instituciones municipales, provinciales, autonómicas y nacionales. El hecho de que consejales, parlamentarios y diputados hagan públicos sus ingresos y patrimonio no deja de ser un detalle de buen gustoy honestidad para con el ciudadano de a pie.

    Es innegable que hoy en día los cargos públicos y/o institucionales reciben unos ingresos más que generosos, lo que en determinadas circunstancias puede resultar algo incomodo sacar a la palestra. De hecho todos los periodicos han dado buena cuenta de ello, suscitando comentarios de todo tipo.

    Aunque en ocasiones puede dar la impresión de que hechos como este puedan sonar a “disculpenme por ganar tanto”, la verdad es que, como cargos públicos, no está de más que den este tipo de información a pesar de que se renuncie en gran medida a un derecho básico y fundamental como es el de la intimidad y la privacidad.

    La derecha siempre ha sido reacia a realizar este tipo de actos. Los que tradicionalmente han tenido en sus manos las riquezas que generaba el trabajo del pueblo parecen avergonzarse de ello. Ahora que lo pienso, tiene su explicación.

    Se nota en este caso quienes no tienen nada que esconder, aunque en estos tiempos que corren las diferencias cuantitativas han sufrido en gran medida el efecto de la lima.

  5. Kofnan dice:

    Estimado Sr:

    He leído su blog desde el día que se publicaron los datos sobre sus ingresos.

    Dando un repaso a todo lo escrito concluyo que usted no dice nada. Escribe mucho, da vueltas a los argumentos y in-utilizando el lenguaje no dice nada.

    Como “buen” político no se “moja”.

    Saludos

  6. David González dice:

    En los rotativos españoles ya ha aparecido una comunicación del congreso haciendo públicos los mismos datos.

    Cada uno puede considerar si es mucho o poco sueldo para un diputado pero lo que más me sorprende es la gente que comenta que el 90% de los españoles no ganan ese sueldo. ¡Faltaría más!

    ¿Acaso debe cobrar lo mismo un cirujano que un peón de fábrica o de obra? ¿Han hecho el mismo esfuerzo previo para poder ejercer su profesión?

    Lo que es lamentable es que un “yesero” gane 3000¤ mensuales o más y un cirujano gane esa misma cantidad después de haber estudiado como un loco toda su vida y poder empezar a ejercer su profesión a los 30 años teniendo suerte de encontrar plaza y sin haber suspendido ningún curso (6 años de medicina+ 5 años de especialización vía MIR).

    No me estraña que muchos jóvenes no quieran estudiar. De hecho, nuestra sociedad les está motivando para no hacerlo. Yo mismo me siento engañado.

    Fdo: un cirujano de 32 años.

  7. Rafael Estrella dice:

    Estoy de acuerdo con Carlos en que la fórmula de contratar becarios sería muy útil para el Parlamento y para la formación de licenciados.

    Además de la indolencia de las sucesivas direcciones del Congreso, buena parte del problema está en el Estatuto de Personal de las Cortes Generales, por el que sólo los letrados pueden asesorar a las Comisiones -u ocupar las Direcciones, algo que se va diluyendo-. En Francia o Reino Unido, una Comisión como Exteriores o Defensa tiene 6 ó 7 personas, aquí tenemos un Letrado con dedicación parcial que, evidentemente, ni asesora más allá del Reglamento ni elabora Informes.

    En alguna ocasión he hablado de que el Congreso tiene un excelente servicio de Documentación, pero, salvo cuestiones muy específicas y de gran relevancia, no hay una capacidad de hacer estudios que pueda cubrir las necesidades de las Comisiones. Si yo pido un Informe sobre Irán, recibiré mucha documentación, pero no un estudio depurado, sencillamente, porque no hay medios.

    La Comisión de Exteriores de los Comunes, para hacer un Informe sobre China, ha contratado a un economista y un académico.

    Eso tampoco se suple con los medios que se dan a través de los Grupos. Mi homólogo en el SPD tiene 5 personas trabajando para él entre el Bundestag y la circunscripción, y algo menos franceses y británicos. Yo tengo media asistente (y soy un afortunado) y una asesora que sigue cuatro comisiones).

    El resultado es una baja calidad -por la falta de regir- del trabajo parlamentario.

  8. MiguelNR dice:

    A Carlos:

    Tiene usted toda la razón. Los estudiantes de políticas acaban trabajando de periodistas.

    A David González:

    No es comparable. No se puede poner el carro antes que las vacas, ¿cuantas clínicas y hospitales privados hay?, los que puede haber, ¿se tienen que instalar para dar trabajo, o porque hay demanda?, yo diría que más bien lo segundo, ¿cuantos parados hay con título de medicina?, a miles, ¿cuantos yeseros, fresadores, ebanistas o peones de obra hay?, en Canarias un obrero de la construcción puede trabajar 6 meses cobrando 2.000 euros al mes, ¿pero cuantos se van a Canarias a trabajar de peón de obra?, en España estamos exportando médicos y enfermeras al Reino Unido y a Portugal, y aún así nos sobran.

    Una vez vi a un portavoz del Sindicato de Estudiantes diciendo “que nos sobren licenciados es un mito extendido por la derecha”, ¿tenemos que construir más hospitales para dar trabajo a los licenciados, ó para dar servicio a los ciudadanos?, puede que una cosa lleve a la otra hasta cierto punto, pero parece que se mezclan criterios, y de una manera peligrosa, nociva y auto-destructiva.

    Yo he visto ofertas de trabajo de ebanistas que pagaban hasta por aprender, no he visto muchos anuncios de ofertas de empleo para cirujanos.

    Una vez alguien me pregunto como resolvería las huelgas de pilotos de aviones, que exigían una subida salarial, cuando ya cobraban millones al mes, yo respondí que nacionalizando el pilotaje comercial y adscribiéndolo a las Fuerzas Armadas, no se porque, pero ver a un grupo de millonarios haciendo huelga y poniendo de rodillas a todo un país me levantaba ampollas en el cuerpo.

    ¿Pero los chavales que están trabajando de camareros por cuatro perras, muchos sin asegurar y se acuestan a las 2 de la madrugada todos los días?, esos tenían que salir a la calle a manifestarse, y montar una buena.

    A Juncal:

    A parte de cierto nivel salarial, el que mida su estancia en la actividad política en miles de euros, no considero que sea un buen político.

  9. Juan Pedro Humanes dice:

    Mas recursos en el Congreso/Senado para documentar a sus segnorias?. Excelente la idea de becarios, baratitos,- gratis, diria yo- , trabajo de nivel , interesante para jovenes formados y les dara curriculum. Adelante !. Que les frena?.

    Otra idea, redistribuyan recursos entre el funcionariado…seguro que encuentran negociados con exceso de personal, o con baja productividad… sean valientes , inculquen la idea de “carrera profesional dentro del funcionariado”. Creen profesionales asignados a proyectos , que puedan pasar por el congreso una temporada y luego volver a su actividad ( a mas de uno le vendria bien). Un joven formado que ha pasado unas oposiciones esta preparado para eso y mas.

    Creen un marco donde las iniciativas profesionales, la movilidad dentro del territorio nacional se fomente…bueno, pero lo de las lenguas oficiales no ayuda …(Ah!, con los nacionalismos hemos topado…con el uso de la lengua como arma para que entres por el aro, aqui no entro).

    Por cierto, cada uno con su sueldo hace lo que quiere , que para eso se lo gana , aunque sea un diputado, y el suedo sea alto, medio o bajo. faltaria mas!.

    Tan loable es tener buenos yeseros que buenos cirujanos, el mercado dira si un yesero debe ganar 3000 euros…si se lo curra y vale , por que no?.

    Lo de los medicos y otras profesiones tal vez es mas delicado. ( hablamos de Notarios?….mejor lo dejamos) . Libre competencia, movilidad y menos quejarse… a los politicos hay que pedirle lo que sea menester, pero la ciudadania tiene que hacer su parte. Leia ayer: “el espagnol tiene explicacion para todo , y si no la tiene dice ” de eso , hablamos magnana”. No me acuerdo quien lo dijo.

    De todas las nacionalidades que conozco, el espagnol es el que mas se queja. Se cree con derecho a todo .

    Fdo : Un espagnol.

  10. miguelnr dice:

    Es cierto que en España, quienes más se quejan son, normalmente, los que más se tenían que callar, ahora bien, hay que saber discernir las causas justas de las que no lo son, y en eso, podemos discrepar.

  11. Carlos Ampuero dice:

    Rafael:

    1) ganas bastante más que un profesor titular de universidad (basta con compararlo con mi nómina)

    2) si no fueras “profesional” de la política, serías profesor titular… Permíteme que te pregunte: ¿cuántas publicaciones tienes en revistas internacionales de prestigio, de las que cuentan, por ejemplo, para obtener sexenios de investigación?

    3) Sigo apelando a esa “transparencia” de que presumes (eso sí, una semana antes de que se supiera oficialmente lo que ganáis todos) y, por tanto, sigo esperando que nos detalles cómo repartes tu exceso de ingresos por encima del umbral de la pobreza existente en España con los más desfavorecidos de este país. Porque entiendo que tienes la(s) casa(s) pagada(s)y además te proclamas socialista, ¿o, en realidad, no lo eres?

    4) Por último, no dudo que dices la verdad con respecto a tus ingresos y a tu patrimonio.

  12. jesús dice:

    Soy de izquierdas: sobre todo por contraposición.Sr Estrella en primer lugar darle las gracias por permitirme opinar sobre sus ideas en su blog. Después de una breve visita por el mismo me he percatado de una serie de cosas que realmente tenía presente que pudieran ser así pero es una buena forma de constatarla la lectura de su “diario de a bordo”. El caso es que hay ciertos temas que me llevan de la depresión a la rabia y la mayoría de las veces a la paralización debida a la impotencia. Vamos al grano la constatación de que los políticos viven otra realidad resulta palpable en sus anotaciones. ¿Cómo puede usted decir que no se ha enriquecido con la política? ¿Cómo puede decir que 1600 ¤ no es mucho dinero? Es un insulto para los que estamos muy por debajo de esa cifra y seguimos luchando y soñando con un mundo mejor. Mi situación personal: cobro 450 ¤ de seguro de desempleo después de un despido improcedente en una empresa, mi mujer cobra 800. Tenemos que hacer frente a una letra de casi 700 y hacemos malabarismos para llegar a fin de mes, seguir viviendo y además intentar ser felices. No se ría usted de nosotros Sr Estrella.

    Un saludo.

    Jesús

  13. Alfred Döblin dice:

    La cuantía de los sueldos vitalicios de diputados y presidentes, tanto nacionales como autonómicos, no está en ese pdf del congreso. Es un dato de la mayor importancia que debería ser publicado. ¿O no? ¿O acaso tienen miedo de revelar el tanto por ciento del presupuesto nacional que se dedica a estos menesteres?

    Ahí van mis propuestas para aliviar la triste situación personal de gente como usted:

    1) El sueldo de todos los diputados y presidentes será el salario mínimo interprofesional, sin ningún tipo de dieta ni complemento.

    2) Los diputados y presidentes no podrán ejercer ningún otro cargo público cuando cesen en su labor.

    3) Los diputados y presidentes no podrán ejercer ninguna labor directiva en ninguna empresa privada cuando cesen en su cargo.

    4) Al cesar en su cargo su patrimonio personal será rigurosamente examinado en busca de signos de enriquecimiento ilícito, que será castigado con la máxima severidad.

    5) Los diputados y presidentes nunca podrán poseer un nivel de vida superior al que se pueda permitir con el sueldo mínimo; para ello serán sometidos a vigilancia intensiva el resto de sus vida.

    6) El entorno de los ex-diputados y ex-presidentes será asimismo vigilado de forma vitalicia en busca de testaferros, que serán castigados con la máxima severidad.

    7) Los diputados y presidentes no tendrán derecho a viviendas de protección oficial ni ningún tipo de prestación social, habiendo de someterse a las leyes del libre mercado que tanto dicen defender.

    Cambiemos un poco las reglas del juego, don Rafael. Libre mercado sí… para todos. Para usted también. Verá que bien le sienta.