Lenguaje político: “la gente”

| Rafael Estrella

Humpty Dumpty

Reaccionando a la creación de Ahora en Común, Pablo Iglesias ha afirmado: “el cambio no lo traerá la izquierda, sino la gente”. Es, cuanto menos, llamativo que una persona con su trayectoria política niegue a la izquierda la capacidad y el impulso transformador que son una de sus señas de identidad.

Pero vayamos a lo de “la gente”. ¿quién es el sujeto del cambio a que se refieren reiteradamente, sin darnos más explicaciones, Pablo Iglesias y otros dirigentes de Podemos? (“lo haremos con la gente”, “decidirá la gente”, “la gente quiere”, etc). Al justificar la falta de pluralidad de la lista que ha presentado para las primarias de Podemos, Pablo Iglesias ha argumentado que ellos son su equipo, su gente.

Yendo más allá, ¿cuál es la naturaleza de ese difuso ente político? En principio, cabría deducir que “la gente” a la que Iglesias aspira a liderar no es de izquierdas ni de derechas, aunque puede que sea ambas cosas a la vez, en cuyo caso estaríamos ante un proyecto singular: no se trata de conquistar el centro desde la izquierda o la derecha, fórmula clásica de buscar mayorías, sino de algo más osado -y cínico-, la ocupación de cualquier espacio que se ponga a tiro. Ya hace un año, Antonio M. Jaime y Xavier Colell, en un muy recomendable artículo, caracterizaban a los líderes de Podemos como “empresarios políticos”.

 Surge la duda de si, más allá del recurso a la indefinición ideológica, en la búsqueda de alcanzar esa mayoría sin alma política se sacrificarían postulados esenciales defendidos por quienes fundaron Podemos o si, en el diseño de Iglesias, estos postulados emergerían una vez que “la gente” les diese su confianza.

Desde esa perspectiva, la estrategia de Iglesias, que podría calificarse de “entrismo social”, evoca experiencias vividas por los partidos de izquierdas en Reino Unido o en España en los años setenta; eso sí, ahora de forma más sofisticada y ambiciosa y en un contexto más complejo.

Por si acaso, el propio Rajoy, antes de las elecciones municipales, intentaba desactivar la apropiación por Podemos de “la gente” con una de sus frase antológicas: “hay gente que quiere las cosas que quieren los seres humanos normales”. Queda claro el mensaje.

Desde el punto de vista del lenguaje político, la expresión “la gente” es habitual como recurso discursivo sin pretensión definitoria (“vosotros”, “la gente” , etc..), pero es una de las expresiones más vacuas y carente de toda connotación que conozco;. es lo contrario de lo que ocurre con palabras como “ciudadanos” “trabajadores”, jóvenes, etc., que sí evocan derechos, intereses, o aspiraciones reconocibles.

¿Es el “gentismo” un rasgo común a los populismos? Es posible: veamos algunos ejemplos: “@UKIP  are determined to give people back power over the communities they live in”; “les gents se senten menaces” (dirigente del Front National de Le Pen); estos son los (anti) europeos que con Iglesias recibieron el NO del referendum griego como una gran gesta. También aparece el “gentismo” por otros lares donde el populismo tiene profundas raíces: “la gente quiere previsibilidad, y ese soy yo” (Daniel Scioli, candidato peronista a la Presidencia de Argentina.

Sin ser exactamente lo mismo, la idea de crear un espacio superador de la izquierda y la derecha tradicionales no es nueva; en los noventa, fue la bandera de la Tercera Vía o New Labour de Tony Blair, un proyecto reformista que dio bastante juego, con un discurso proyectado a través de frases tan simplistas y eficaces como la que escuché a Blair en un Congreso de la Internacional Socialista: “we have to give people opportunities so that they take responsibilities” (“tenemos que dar oportunidades a la gente para que asuman responsabilidades”).

Y es que, mientras que se mantenga como una idea difusa, casi asexuada, invocar a “la gente” puede ser muy rentable, como comprobaron Enrique y Ana. Pablo Iglesias lo sabe.

 “Viva la gente, la hay donde quiera que vas / Viva la gente es lo que nos gusta más /Con mas gente, a favor de gente / en cada pueblo y nación / Habría menos gente difícil y mas gente con corazón “

Un himno para los Erasmus

| Rafael Estrella

 

 

erasmus“La mayor esperanza de una nación reside en una adecuada educación de su juventud”

Erasmo de Rotterdam

Los Erasmus se han ganado un himno. Y lo van a necesitar también para alzar su voz cuando vuelva la ofensiva.

Después de los anuncios amenazantes y las rectificaciones, de los pronósticos falsos desmentidos de forma directa por el portavoz de la Comisión Europea, lo que queda es un ministro que, por estar tan fuertemente cuestionado, seguirá previsiblemente en el Gobierno, una paradoja que suele presidir las decisiones de nuestros gobernantes.

La ofensiva para recortar los fondos dedicados al programa Erasmus volverá con fuerza renovada. Por eso hacen bien los estudiantes en mantener la movilización y la sensibilización social.

Las Becas Erasmus son uno de los mejores instrumentos para la integración europea y la construcción de ciudadanía, una apuesta para hacer de Europa “el espacio más competitivo, sobre la base de la sociedad del conocimiento” (de la olvidada Estrategia de Lisboa). Y es que se trata de formar talento compartiendo vivencias y experiencias con estancias que forman parte del curriculum académico. Si España -y su Gobierno- no lo entienden, significaría que hemos dejado de apostar por Europa y por una España que avance y se desarrolle con esa Europa.

Por eso, porque ir contra las Becas Erasmus es una invitación al retroceso, a la España aislada y atrasada, creo que nadie puede ser indiferente al intento de destruir un instrumento que contribuye a formar nuestras mejores generaciones de profesionales, de académicos o de investigadores. Es también una cuestión de dignidad.

Que alguien que sepa hacerlo componga un himno al Erasmus, o que compongan varios: para recordar el 5N (“día de la la rectificación”) o el 12N (“rubbish day”), para que lo canten cuando celebren o cuando protesten, para que todos lo cantemos cuando nos unamos a la defensa de las Becas Erasmus y de la España que queremos, para el presente y para el futuro.

Músicos en paro, poetas inéditos, compositores preñados de ideas, bandas multiétnicas, grupos corales: queda abierto el concurso informal del Himno al Erasmus.

Puede ser festivo (tunos abstenerse), reivindicativo (tipo “another brick in the wall”), mezclando épica y alegría (A Song of Joy no vale; es patrimonio europeo)…..

 

 

 

 

 

Venezuela después de Chávez

| Rafael Estrella

Venezuela después de Chávez.   Artículo en el Blog de Alternativas en El País

UE-Mercosur: el riesgo de de un fracaso por abandono

| Rafael Estrella

En el Blog del Real Instituto Elcano, este artículo sobre la necesidad de un fuerte impulso político para un Acuerdo UE-Mercosur.

 

 

 

 

Y ahora Siria: geopolítica de una revolución

| Rafael Estrella

Este artículo es el prólogo al libro “Siria : Guerra, Clanes, Lawrence” , de Jesús Gil, Ariel José James y Alejandro Lorca, publicado por Algón Editoresque se presentará en las próximas semanas.El texto se entregó a la editorial hace cuatro semanas. En ese tiempo, algunas de las hipótesis que planteaba se han hecho realidad, como la violenta escalada entre Israel y Hamás y el papel clave de Egipto en la tregua. Leer más…

Venezuela a ritmo de cambio

| Rafael Estrella

El domingo, los venezolanos irán a las urnas para elegir Presidente de la República.  Ninguna elección anterior había sido seguida con tanta atención internacional, y es que, por una confluencia de factores, sea a corto o a medio plazo, el cambio en Venezuela parece imparable y si Chávez aparece como virtual vencedor, Capriles y su viento de cambio podría arrebatarle la victoria.

La elección venezolana es un partido abierto: las encuestas ofrecen resultados Leer más…

¿Qué piensan los empresarios?

| Rafael Estrella

El Consejo Empresarial para la Competitividad se ha reunido con el Rey de España. No hay que buscar segundas intenciones a este encuentro, que no es el primero, ni al que mantuvo el Rey con los dirigentes sindicales.

El Consejo, que agrupa a las principales empresas españolas, es una buena iniciativa promovida por César Alierta, con planteamientos y contenidos que van más allá de las estrategias de marca-país, con las que coinciden en los objetivos generales. El eje central de su discurso es que España afronta la grave crisis con capacidades y recursos (humanos, productivos, financieros) que permiten apostar por su capacidad de superarla.

La línea de discurso del Consejo no es un mero ejercicio retórico. Leer más…

Entrevista con Jorge Elías en “El Catalejo”

| Rafael Estrella

“Fue un gran honor ser España en Argentina”

Entrevista con Jorge Elías en “El Catalejo”, una nueva y atractiva propuesta para la mañana del domingo en Radio Continental.

Y el audio de la entrevista

Robin Cook: coherencia, ética y política

| Rafael Estrella

 Hoy hace nueve años, por su profunda discrepancia con la participación del Reino Unido en la Guerra de Irak sin mandato de la ONU, Robin Cook presentaba en la Cámara de los Comunes su renuncia como Leader of the House y abandonaba el Gobierno de Tony Blair, en el que,  entre 1997 y 2001, había servido como Ministro de Asuntos Exteriores .

El discurso de renuncia de Cook fue definido desde la BBC como  “sin duda, uno de los discursos de dimisión más eficaces y brillantes de la política británica en la era moderna” .   Leer más…