11 de septiembre

| Rafael Estrella

rand.jpg La foto, que apareció en la portada de la RAND Review, fue tomada en Ottawa cuatro semanas después del 11S.

Corresponde al momento en que, con el Primer Ministro de Canadá, Jean Chrétien y el Secretario General de la OTAN, George Robertson, recordábamos en silencio a las víctimas de los terribles atentados terroristas. Así iniciamos los trabajos de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, que yo presidía entonces.

Fue un momento de gran emoción y de intensa solidaridad con el pueblo norteamericano. Cinco años después, buena parte de ese caudal de solidaridad ha sido dilapidado por la Administración Bush. La amenaza y el miedo se han utilizado sin pudor con fines políticos sin que ello se traduzca en eficacia en la lucha contra el terrorismo ni en un fortalecimiento de las libertades con las que quieren acabar los terroristas.

La RAND acaba de publicar el libro de Brian Michael Jenkins Unconquerable Nation: Knowing our enemy, strengthening ourselves, que contiene una dura crítica de la política seguida por la Administración, y la propuesta de una estrategia alternativa para reducir la amenaza terrorista y su impacto en nuestras vidas.

Dice Jenkins,

We in America have spent the past five years scaring the hell out of ourselves. Terrorism is either violence or the threat of violence calculated to create an atmosphere of fear and alarm. As we have seen, terrorism often works. Unfortunately, the unceasing public discussion of America’s vulnerabilities, the alarming alerts that followed 9/11, the proliferation of barricades and bollards, and the media reports of government officials holed up at secret sites have all added to the national anxiety.

Instead of puncturing the terror by educating and engaging the public in its own preparedness and response, Washington consigned citizens to the role of helpless and frightened passengers while it went after the bad guys. What else but fear can explain the readiness of Americans to tolerate tossing aside the very Geneva Convention agreements the United States had fought to implement? What else but fear could have led Americans to even entertain public arguments in favor of torture and against any restrictions on how we might treat those in custody?

There has always been an alternative, a strategy more consistent with American tradition — a strategy aimed at reducing public fear through a different style of communication and governance and at more actively engaging citizens in their own preparedness and response.

Más en:

Cinco años después (I)

Cinco años después (II)

Cinco años después (III)

11 de septiembre

5 años del 11-S

11-septiembre. Día de reflexión para la paz

Aún siguen cayendo escombros

Nueva York 2001-2006

Cinco años después ¿de qué?

Un recuerdo sentido

8 Responses to 11 de septiembre

  1. merce dice:

    Estoy de acuerdo. Creo que la administración Bush no ha gestionado bien el desastre que supuso el 11-S, y sólo ha intentado rentabilizar la catástrofe en votos, pero le va a salir el tiro por la culata.

    Esta comprobado que el odio que sin duda sentían los integristas islámicos que atacaron las torres, no se combate con más odio, sino que es mucho más complicado, más difícil incluso que una guerra.

    http://opiniones.wordpress.com/2006/09/11/124/

  2. Patxi Igandekoa dice:

    Desde los atentados de las Torres Gemelas la política de la Administración Bush se ha basado en tres puntos fundamentales:

    1. Una respuesta enérgica para castigar a los autores de la masacre, o sea, lucha contra el terrorismo internacional allí donde sea preciso, también en las guaridas de los criminales.

    2. Acción contra los estados que albergan y protegen actividades terroristas, sin rechazar la posibilidad de la guerra abierta o ataques preventivos.

    3. Una presencia estratégica fuerte en Oriente Medio, que permita superar el punto débil de la dependencia petrolífera de los saudíes y asegurar el suministro de materias primas energéticas a Occidente.

    El resultado de esta política ha sido confuso. Negativo para los países árabes y para Europa, asi como para la relación entre ambos lados del Atlántico. Perjuidicial para las libertades ciudadanas en Estados Unidos, y de dudoso provecho para Washington, al haber resultado fortalecido el poder republicano y propiciado un segundo mandato de la Administración Bush.

    El balance de estos cinco años se puede resumir en el hecho de que la tesis de un orden mundial presidido en exclusiva por EEUU se ha derrumbado. El multilateralismo es inevitable. En el futuro, para las grandes decisiones globales, habrá de tenerse en cuenta a otros países importantes, como China, India y, en menor medida, Rusia, por su importancia como proveedor de recursos naturales.

    Algunos incluso hablan de un orden “hiperpolar”, a causa del excesivo protagonismo adquirido por estados de orden menor como Irán y la Venezuela de Chávez, como consecuencia del incontenible ascenso en los precios del petróleo. Este tema, el de la relación entre libertades civiles, precios del petróleo y energías alternativas, da para otro debate muy interesante, y también para escribir posts de mucha mayor enjundia que los que el Sr. Estrella ha estado publicando últimamente. Ojalá que le veamos trabajar con más ahínco ahí.

    Mi opinión personal es que en un futuro próximo, con Bush o sin Bush, Estados Unidos abandonará sus planes actuales e iniciará una política exterior más juiciosa -basada más en el realismo político que en el idealismo interesado de los think-tanks- e intentará dominar en su favor ese orden multipolar.

    Para una u otra opción, no se olvide, Washington sigue teniendo las mejores cartas.

    Un saludo desde el caluroso septiembre bilbaíno,

    Igandekoa

  3. FELIPE dice:

    Pachi, estoy de acuerdo contigo en la estrategia y resultados de la misma por parte de la Administración Bush.

    Creo que el error fue invadir Iraq de la manera que lo hizo porque demostró que desconocía el terreno que pisaba. Aquello tiene pinta de terminar como una República Islámica.

    Pero, me pregunto ¿la solución a los problemas del mundo es que EE.UU., Rusia, China, India, Venezuela, Irán, Gran Bretaña e Israel se pongan de acuerdo en todo? Eso sería lo ideal, pero la realidad es que mientras tanto seguirá habiendo muertos por guerras que a unos o a otros no les interesa parar. Y España tendrá que elegir entre unos u otros.

  4. Ramón dice:

    Lo que dice Jenkins, traducido rápido al español:

    “En Estados Unidos (EEUU) hemos pasado los últimos cinco años acojonándonos. Terrorismo es la violencia o la amenaza de violencia calculada para crear una atmósfera de miedo y de alarma. Como hemos visto, el terrorismo funciona a menudo. Por desgracia, la discusión publica sin fin sobre las vulnerabilidades de los EEUU, las alertas alarmistas que siguieron al 11 de septiembre, la proliferación de barricadas y bolardos, y por los informes mediáticos de miembros del gobierno escondidos en lugares secretos se han sumado a la ansiedad nacional.

    En lugar de atacar el terror educando y haciendo participar a los ciudadanos en su propia preparación y respuesta, Washington ha constreñido el papel de los ciudadanos al de asustados e indefensos pasajeros mientras fue a la caza de los malos. ¿Qué otra razón que el miedo puede explicar la predisposición de los estadounidenses a tolerar el abandono de la misma Convención de Ginebra que EEUU luchó por implementar? ¿Qué otra cosa que el miedo pudo llevar a los estadounidenses incluso defender públicamente argumentos a favor de la tortura y contra cualquier restricción sobre como podemos tratar a aquellos bajo nuestra custodia?

    Siempre ha habido una alternativa, una estrategia más consistente con la tradición estadounidense, una estrategia dirigida a reducir el miedo público a través de un estilo diferente de comunicación y gobernanza y a una mayor participación de los ciudadanos en su propia preparación y respuesta.”

  5. marta dice:

    Patxi, siento discrepar contigo y mucho,en eso que dices que “en un futuro próximo, con Bush o sin Bush, Estados Unidos abandonará sus planes actuales e iniciará una política exterior más juiciosa -basada más en el realismo político que en el idealismo interesado de los think-tanks- e intentará dominar en su favor ese orden multipolar”. Querido Patxi, Bush no es un hecho aislado en los Estados Unidos, es el fiel reflejo de la gran parte de la sociedad americana. No se si habrás vivido en los Estados Unidos, yo si, no mucho tiempo, pero si el suficiente, y a mi no me extraña lo más mínimo las posiciones de George Bush, es más lo peor de todo esto es que esta respaldado, y bien respaldado.Por eso no tengo mucha esperanza de que la politica exterior de los Estados Unidos cambie, es más pienso que irá a peor, ya que los recursos energéticos convencionales cada vez son menores, y ellos estan acostumbrado a coger lo que quieren y necesitan, por las buenas o por las malas sin más miramientos. La única solución, y no soy experta en temas internacionales ni por asomo, pero si tengo bastante sentido comun, es no alinearse con ellos, y eso si, ir a un gran movimiento lo más compacto posible de paises no alineados. No hay mucho más que hacer, y aun con ese movimiento no creo que podamos parar futuras invasiones o guerras que USA decida unilateralmente, como ya viene siendo habitual, poner en marcha. Si tienes tiempo date una vuelta por el medio oeste americano y por los estados del sur, y ay¡ amigo ya verás lo que encuentras, …, pero no como turista Patxi.

  6. xman dice:

    Marta:

    dices que no nos asociemos con los EE UU, sino que formemos “un movimiento lo más compacto posible de países no alineados”.

    Pero ¿qué unión compacta puede haber entre el Irán de los ayatolas y la Cuba de Fidel? ¿Qué tiene que ver el uno con el otro? Lo único que encontrarás ahí es el resentimiento hacia las democracias occidentales que hemos sido capaces de crear riqueza y un intento de tapar sus vergüenzas detrás del antiamericanismo.

    Casi ninguno se esos dictadores respeta los derechos humanos ni les importorta lo más mínimo la calidad de vida de su pueblo.

  7. Alexander dice:

    Prefiero 5 años contra la ambición de Bu$$$$h

    5 años pasaron después del 11 de septiembre y cada vez mas se conoce sobre la teoria del complot S-11

    Para el nuevo orden mundial, al rededor del planeta y en USA esta version es puesta a la luz del sol.

    El presidente Chávez es el cuarto mandatario en ejercicio a expresarse en este sentido, después del sheik Zayed (Emiratos Árabes Unidos), del presidente Al-Assad (Siria) y del presidente Ahmadinedjad (Irán).

    El gobierno de USA sabe que es dificil callar las declaraciones de mandatarios extrangeros, muchos norteamericanos ya no creen en las mentiras de Bush y su maquina de información acerca de lo que paso ese día.

    Entonces que otra patraña se inventara Bush y sus cómplices para lograr continuar en el poder?

    Hay que recordar

    Como llego Bush al poder:

    1. Fraude (recordar elecciones pasadas video):

    http://www.youtube.com/watch?v=4IfSVQK7Jvo

    Como Bush se mantiene en el poder:

    2. Complot S-11 (implosión controlada WTC)?

    Afganistan,Irak, e ahora Iran?

    Estados Unidos necesita un líder que represente los valores de un pueblo basado en la democracia

    Ojala esto sea posible en las próximas elecciones.

    Escépticos investiguen por favor