Bienal de Buenos Aires: flamenco y diplomacia pública

| Rafael Estrella

La Primera Bienal de Flamenco de Buenos Aires se cerró El pasado domingo. Además del placer para los sentidos que ha supuesto toda una semana de actividades, la Bienal ha superado con creces las expectativas de los organizadores. Unas 7.000 personas siguieron el “Omega”; los espectáculos de taquilla vendieron todo con varios días de antelación; los talleres debieron cerrar la inscripíón dejando fuera muchas solicitudes: durante una semana, el flamenco, acompañado con un gran desplegue informativo y publicitario, llenó la ciudad. 

La Bienal de Flamenco de Buenos Aires no tenía como objetivo la mera promoción artístistica,  sino que debe entenderse -y así fue concebida- como parte de una estrategia de diplomacia pública dirigida a proyectar, profundizar y actualizar la atracción y los afectos mutuos entre argentinos y españoles.  Así lo entendió la Ciudad de Buenos Aires y su Gobierno, que abrieron generosamente sus brazos al flamenco; así lo entendió también el Gobierno de España, a través de la Sociedad Estatal para la Acción Cultural en el Exterior (SEACEX), que ha hecho posible traer a Buenos Aires manifestaciones de la máxima calidad, o la Junta de Andalucía.

Había cuatro grandes objetivos específicos que se han cubierto ampliamente:

1.- Proyectar el flamenco como expresión cultural, con profundas raíces pero superadora de rancios estereotipos, de la España del siglo XXI, : las imágenes de mujeres del flamenco a través de la mirada de Ruvén Afanador, las diferentes actuaciones de Enrique Morente (con interpretaciones tanto puristas como innovadoras) o el espectáculo “Mujeres” han respondido plenamente a ese objetivo. 

2.- Difundir y dar a conocer el muy buen flamenco que, en circuitos poco conocidos, se hace en Argentina y, al mismo tiempo, favorecer su apertura a nuevas experiencias: los espectáculos en “bares notables”, con todos los locales desbordados, o los talleres, han ofrecido ampliamente esa oportunidad. Como me decía Enrique Morente la última noche, “aquí hay mucha madera”.

3.- A partir de lo anterior, establecer que el flamenco forma parte de ese amplio espacio compartido que es la relación cultural entre Argentina y España: el “Abrazo Flamenco”, con artistas de ambos paí­ses sobre el mismo escenario ha sido la mejor expresión. La actuación final de Morente, con un bello poema de Borges por granaínas y el “Chiquilí­n de Bachí­n (con el recitado de Horacio Ferrer, que lo compuso junto a Piazzola) simbolizó el saludo y el reconocimiento del flamenco a la ciudad del tango. Hubo lágrimas de emoción en esta interpretación final. Hubo también admiración en los artistas venidos de España ante la generosidad y el calor del público argentino.

4.- Instalar la Bienal como uno de los grandes acontecimientos culturales de una ciudad cuya oferta parece ser ilimitada en calidad y cantidad: se ha logrado plenamente. La gran asistencia, el interés y la satisfacción de miles de porteños es una medida de lo alcanzado. La amplia difusión en medios de comunicación (no sólo en Argentina) da también idea del impacto informativo que ha tenido la Bienal.

Cuando empezamos a concebirla, no imaginábamos el gran resultado obtenido.

Finalmente, algunos videos que tomé (a puro pulso) durante la actuación en la Avenida de Mayo:

Enrique Morente y Lagartija Nick: Primero conquistaremos Manhattan (fragmento). Leonard Cohen

Soledad Morente (fragmento)  

Enrique Morente y Lagartija Nick (Aleluya (fragmento). Leonard Cohen.

Enrique Morente y Lagartija Nick: Chiquilín de Bachín. Piazzola-Ferrer.

Enrique Morente en la Avenidad de Mayo. Fin de fiesta (fragmento).

3 Responses to Bienal de Buenos Aires: flamenco y diplomacia pública

  1. Return to Forever dice:

    A ver si haces algo para que traigan algun jugador de esos que da la tierra para salvar a Real Betis Balonpié, este año, como siempre todo bien pero el Betis …

    Enga un abrazo y a descubrir y a fundar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *