España, la crisis y las elecciones

| Rafael Estrella

El blog comienza a despertar de su letargo. Como aperitivo, esta larga entrevista que hoy publica “El Cronista” España, las elecciones y la crisis europea. También abordamos la relación bilateral

4 Responses to España, la crisis y las elecciones

  1. 20 de mayo dice:

    Se cambia de año, se cambia de objetivos, se cambia de trabajos, se cambia de aspecto… pero jamás, jamás se cambia el TALANTE, este te acompaña toda tu vida.

    Te deseo lo mejor y muchísima suerte en la próxima faceta que estas a punto de comenzar, sea cual sea esta.

  2. Xman dice:

    Sr. Estrella:

    Hace años que no entro en su blog. Lo he hecho hoy al ver que le destituyen de embajador en Argentina. No lo hice en otros momentos en que usted metió la pata o se significó como embajador al servicio de su partido más que al servicio del Estado. Lo siento por usted en lo personal, aunque, sinceramente, todos sabemos que el suyo era un puesto a dedo.

    Lamentablemente, todos los pronósticos que aquí le hice hace años sobre la mala gestión de su partido al frente de España se han quedado cortos. La desfachatez, la presunción, la inanidad intelectual de los suyos nos han traído donde estamos.

    Ahora lo pagan ustedes. Sin embajadas, sin ayuntamientos, sin gobierno y pronto sin Andalucía.

    Lo que se siembra se recoge.

    Un saludo cordial.

    • Rafael Estrella dice:

      Gracias por su franqueza. Tan solo tres de aclaraciones:

      1) todos los Embajadores, con cualquier Gobierno son, por usar sus palabras, “a dedo”, ya que son cargos de confianza del Gobierno, al igual que ocurre con los Secretarios de Estado, los Directores y los Subdirectores Generales.

      2) No me destituyen. Cesaré cuando lo decida el Gobierno por razones obvias de confianza política; pero también hubiera cesado con un Gobierno del PSOE, ya que mi ciclo como Embajador (cinco años) está ya cumplido.

      3) Dice “metió la pata o se significó como embajador al servicio de su partido más que al servicio del Estado”. Es falso. Hable con cualquiera en Argentina, de la colectividad, de las empresas o con los propios argentinos. Le dirán que su afirmación no se corresponde en absoluto con la realidad y que en todo momento he actuado al servicio del Estado y no de un partido al que, por otra parte, me siento orgulloso de pertenecer.

      Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *