Posts etiquetados con “public diplomacy”

Diplomacia abierta, nueva diplomacia

| Rafael Estrella

Diplomacia abierta-diplomacia pública. Texto de la conferencia.

Organizada por la Escuela Nacional de Gobierno y el Consejo

Argentino de Relaciones Internacionales (CARI).

La conferencia en vídeo (Escuela de Gobierno):

Parte 1

Parte 2

Lula en Argentina

| Rafael Estrella

De vuelta al trabajo, una recomendación, este discurso inteligente, visionario y de gran talla política pronunciado esta mañana por Lula en Buenos Aires, en el encuentro de empresarios Argentinos y Brasileños.

En algunos pasajes, se lo decía a Lucho Maira, me ha recordado a Felipe González. Su visión de Brasil en el mundo y de la relación entre dos países que vivieron mucho tiempo dándose la espalda refleja un camino que invita al optimismo.

La diplomacia p�blica en el discurso de Zapatero

| Rafael Estrella

Es muy novedoso que el Presidente del Gobierno realice  una intervención dedicada monográficamente a la política exterior.  La de Zapatero el pasado lunes en el Museo del Prado ante El jardín de las delicias, acompañado por Kofi Annan, es en sí todo un mensaje. La voluntad de impulsar y reforzar la política exterior para España en una serie de ejes acordes con la grandes prioridades políticas y geográficas, tras una Legislatura en que la intensa (y tensa) agenda interior centró buena parte de la actividad del Presidente, es una muy buena noticia. Lo propuesto por Zapatero es, en sus propias palabras, “un idea de España y un proyecto de política exterior”, pero plantea también prioridades que coinciden con los grandes desafíos internacionales: la lucha contra la pobreza, la promoción de la paz frente a la inseguridad y el terrorismo, la gestión ordenada de las migraciones, el cambio climático y la energía. 

Además de presentar una inicativa que, en la práctica, supone incorporar la abolición de la pena de muerte a los Objetivos del Milenio, Zapatero ha asumido un objetivo que ya he planteado en alguna ocasión en este blog: dotar a España de una diplomacia pública (algo bien distinto de la propaganda y más amplio y complejo que la marca país). Toda una estrategia en la que el propio Presidente se pone a la cabeza. 

Resulta sorprendente que un país con una lengua tan extendida y una cultura tan atractiva no haya contado hasta el presente con una estrategia e instrumentos de lo que se viene en denominar “diplomacia pública”. Me parece ésta una cuestión también de la mayor importancia y en esta Legislatura vamos a revertir esa situación. El Gobierno va a crear una Comisión de Diplomacia Pública, bajo mi presidencia, que incorporará a miembros del Gobierno, de la sociedad civil, de medios de comunicación, del mundo de la cultura y de la empresa, para analizar cada año nuestra proyección en todos los ámbitos y proponer nuestras futuras líneas de actuación.

No estamos ante una novedad o una moda, sino ante una necesidad y una oportunidad: en los últimos tiempos, vemos como, además de los trabajos de Javier Noya, las cuestiones de diplomacia pública crecen  también  en el interés de la blogosfera española

Especialmente acertado es que Zapatero sitúe la lengua y la cultura como una de las principales plataformas de un estrategia de diplomacia pública. Coincido plenamente y, por eso, la cultura es el eje central de la estrategia de diplomacia pública que vengo impulsando desde mi llegada a la Embajada de España en Argentina, un país que tiene todos los elementos para el desarrollo de esa estrategia en que la empatía y la atracción son elementos esenciales.

 La evolución de la diplomacia y las relaciones exteriores no ha hecho más que confirmar que la lengua y la cultura son, junto con S.M. El Rey, nuestros mejores embajadores fuera de nuestras fronteras, no sólo por la importancia económica de las industrias vinculadas a estos ámbitos, sino también por su relevancia simbólica. Quinientos millones de personas piensan en español y muchos más lo utilizan en el desarrollo de sus actividades. Nuestro idioma sigue siendo una lengua de entendimiento. El español es ya la tercera lengua internacional y la segunda más estudiada.